AL MARGEN DE UNA CARTA

AL MARGEN DE UNA CARTA

Recuerdo de tu carta suplicante

aquella frase dolorosa y triste:

“Olvídame te ruego” me dijiste;

que si grande es tu amor puede bastante.

Mas a pesar del tiempo devorante

del pasado, la vida, cuanto existe,

en el otoño que a mi alma diste,

hay sedimentos de tristeza amante.

Y en el piélago negro de mi humano

dolor, se encierran los recuerdos tuyos,

como en el terciopelo soberano,

de la noche un enjambre de cocuyos;

y porque tengo el corazón indiano,

no sé olvidar ni deponer orgullos.

7 de junio de 1.917

Anuncios
Esta entrada fue publicada en De amor, Poemas de Pedro Rodriguez Ortiz, Todos los documentos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s