TAL VEZ SEA ESTA PÁGINA LA ÚLTIMA QUE ESCRIBA

 TAL VEZ SEA ESTA PÁGINA LA ÚLTIMA QUE ESCRIBA

Oye: estoy enfermo; como roble en brasa
se consume mi vida lentamente…
El mal, el mal terrible un signo traza
de olvido eterno en mi tostada frente.

Mi brazo fatigado ya no abraza
como antes el escudo, con fe ardiente;
ya cae de mi pecho la coraza
que en la lid conquisté como valiente.

Más, como nunca, en mi memoria arde
el fuego de tu amor, que ha sido alarde,
de gloria y de ilusión en la indolencia
de mi existir abandonado y triste,
pues, siempre, siempre, para mí tuviste,
gran corazón  y celestial clemencia.

Guanare, 11 de enero de 1.923, 11 p.m.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poemas de Pedro Rodriguez Ortiz, Sentimentales, Todos los documentos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s