DIÁLOGO

   DIÁLOGO 

 

Corazón: ¿Por qué gimes? ¿Por qué lloras?

¿Que mano cruel tus úlceras lástima,

que en esta noche de dolor  imploras,

cómo un niño, piedad que te redima?

Rasgaron las saetas vengadoras

la tibia venda del amor que es cima,

que así, tan triste, el tósigo devoras

sin que una voz querida te reprima.

Corazón que has sabido ser tan bueno;

Entraña dolorosa de mi vida:

te acuerdas de Jesús, el Nazareno…

La fe, el amor, de su dolor nacieron;

y al astro brotar por cada herida,

todos, todos, entonces…comprendieron…

Guanare, 29 de abril de 1.923

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poemas de Pedro Rodriguez Ortiz, Sentimentales, Todos los documentos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s