INGENUIDAD

  INGENUIDAD

Lo comprendo… ¡No puedo, vida mía!
algo fatal me acecha con fiereza
y me apaga la gota de alegría
que intenta fulgurar en mi tristeza.

Una angustia, un dolor, una agonía,
con encono demuele mi firmeza;
y conmigo la suerte más impía
me empuja al fondo de la noche espesa.

Yo sé que a nadie mi sufrir conmueve;
y marcho solo resignado y triste,
empurpurando con mi herida abierta
la senda que me dió destino aleve,
sin el consuelo y la piedad que existe
en el pozo lustral de la Clemencia.

              Guanare, San Antonio, 1.924

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poemas de Pedro Rodriguez Ortiz, Sentimentales, Todos los documentos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s