OFRENDA LÍRICA dedicado a Elisa, esposa de mi hijo Antonio

     OFRENDA LÍRICA

dedicado a Elisa, esposa de mi hijo Antonio

    Elisa Graciela, botón mañanero,
    campánula trémula de amor y rocío:
    tus ojos radiosos de cielo llanero
    son los mensajeros de la epifanía.
   
    Los sones galanes que te da el trovero
    son la flor de otoño amarilla, mustia;
    porque ya en su cítara de viejo coplero
    otra alma solloza mordida de angustia.
   
    Elisa Graciela, tu gracia bendita
    es luz  y consuelo que inunda el camino,
    por donde me alejo con mi margarita
    fundiendo a su sombra fatal mi destino,
    con la fe de antaño que puse en el vino,
    de las ilusiones que mató la cita…

                            Barquisimeto, 1.933

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Evocaciones, Poemas de Pedro Rodriguez Ortiz, Todos los documentos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s