Morena

Morena

 

Andaba yo por el río

buscando un pozo adecuado,

para ver si la suerte mía

me premiaba algún pescado.

 

De pronto entre los arbustos

en un pozo muy calmado,

divisé la más hermosa morena

que mis ojos han mirado.

 

Era apretada de carnes

de dulce cuerpo moreno,

y con curvas ya tan suaves

que parecen terciopelo.

 

Me quedé mirando sus senos

que retaban a la llanura,

cual toro bravo que reta

al borde de la espesura .

 

Y vi sobre su cuerpo sereno

resbalar el agua clara,

sobre las curvas hermosas

de su caderas y nalgas.

 

Morena de negros ojos

de dulce talle espigado,

quisiera acariciar tu cuerpo

y amarte hasta morir callado.

 

Suave romance de curvas caderas

que embruja mi alma y me desespera,

deseaba  abrazarla todita entera

para calmar mi sangre que se acelera.

 

Y me quedé como tigre

velando en el bebedero,

contemplando aquella belleza

razón de mi desespero.

Carlos Rodriguez Falcon

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Jocosos, Poemas de Carlos Rodríguez Falcón, Todos los documentos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s