EQUIVOCACIÓN

 

EQUIVOCACIÓN

Muchos creen que la dicha es una diosa

hija de don dinero y los placeres;

la dicha es una cosa más grandiosa

y no es lo material de las mujeres.

La busqué con locura en mi camino;

creí encontrarla en la mujer amada,

y cuan rudo fue el golpe del destino,

cuando vi mi esperanza defraudada.

Los prejuicios, los odios y rencores,

poco a poco me fueron destrozando;

ella no tuvo bálsamo de amores

para la herida que me fue sangrando.

Hoy me siento vacío. El desengaño

nada dejó de aquel cariño bueno…

todo lo fue regando con un baño,

de indiferencia y de letal veneno…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poemas de Pedro Rodriguez Ortiz, Sentimentales, Todos los documentos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s