A MI MADRE

 A MI MADRE

 

Me acerco, acongojado, madre mía

para mirarte por la vez postrera;

yo que sufrí el dolor de tu agonía

y nada pude ante la muerte artera.

Doce años de tu ausencia… Segundos se diría

para el amor que vive en primavera,

para el hijo que siente todavía

el beso maternal que lo durmiera.

Sagrados huesos de mi madre. Ansío

con ellos reposar cuando me muera,

racimos tristes del cariño mío,

los mojo ahora con amargo llanto

y elevo la oración con amor santo,

bajo el dolor que el pecho me lacera.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Evocaciones, Poemas de Pedro Rodriguez Ortiz, Todos los documentos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s