AMANECER LLANERO a mis padres

 

 

 

 

 

AMANECER LLANERO
                        a mis padres

Un humo vago cubre la desierta llanura.
el lienzo azul del cielo tiene puntos mareados;
y allá, por las Cocuicitas, la matinal frescura
despereza en silencio, vaqueros y ganados.

Las guacharacas llenan de emoción los collados
un vaho que trasciende a sabrosa mixtura
de carne, arepas blancas y café retostado,
sahúma la casita dormida en la espesura.

Alboroza un jumento la margen del camino;
escandaliza un can el matorral vecino,
y la casa, sangrando, en su boca se mira.
Las reses paulatinas, se internan al rastrojo
mientras el sol asciende, redondo y todo rojo,
como una gran pupila dilatada de ira…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en A la naturaleza, Poemas de Pedro Rodriguez Ortiz y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s