PUÑAL

            PUÑAL

     Puñal para mi pecho que fué abrigo
     del tierno afecto que me diste un día
     y que supe llevar siempre conmigo
     con reliquia inmaculada y pía.
    
     ¿Puñal para mi vida sin cobijo
     de amor ahora que me torno bueno?
     amor que fué como el amor del hijo:
     vaso de miel y de ternuras lleno…
    
     Amor que nunca imaginé manchado
     con barro inmundo de la villanía…
     venganza cobraré, tarde o temprano,
     con aliento viril, sobre el tablado
     del honor que redime tu falsía
     porque hombre soy de corazón indiano.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en De amor, Poemas de Pedro Rodriguez Ortiz, Todos los documentos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s